Reunión en #Barcelona del programa Eurofighter los días 6 y 7 de julio, ‘Eurofighter-Typhoon Ministerial Meeting’

Barcelona acoge la reunión ministerial del programa Eurofighter

El Palacio de Capitanía de Barcelona acoge, los días 6 y 7 de julio, ‘Eurofighter-Typhoon Ministerial Meeting’, la reunión a más alto nivel relacionado con el programa del avión de combate europeo, a la que asisten miembros de los cuatro gobiernos participantes así como de las empresas involucradas en el proyecto.

España está representada por el secretario de Estado de Defensa (SEDEF), Pedro Argüelles Salaverría, encargado de dar la bienvenida a los responsables de los gobiernos británico, italiano y alemán, así como a las empresas involucradas en el programa.

Durante la reunión, que se prolongara durante la mañana del día 7, se celebrarán varias sesiones de trabajo con participación de los representantes gubernamentales, empresariales, así como de las agencias que trabajan en él.

Las jornadas, que se realizan con una periodicidad de seis meses, tienen como objetivo el seguimiento y control de la marcha del programa, la toma de decisiones sobre su futuro y la dirección estratégica del mismo.

La última vez que los responsables del proyecto Eurofighter se reunieron en España fue en Sevilla, en el año 2012.

Programa Eurofighter

El ‘Eurofighter’ -denominado ‘Typhoon’ en el mercado de exportación- es el avión de combate “multi-role” (defensa aérea con capacidad de ataque a superficie) de nueva generación desarrollado por Alemania, Italia, España y Reino Unido, y adquirido hasta ahora por estos cuatro países, así como por Austria y el Reino de Arabia Saudita.

En el programa participan diversas españolas lo que proporciona al sector industrial nacional empleo de calidad y alto desarrollo tecnológico y en la planta de Airbus en Getafe (Madrid) se encuentra una de las cuatro líneas de montaje del avión.

Invitado a una «clase maestra» sobre el Eurofighter, ABC comprueba en la fábrica de Airbus DS en Manching (Alemania) la precisión «cirujana» requerida para fabricar el «puro» del avión, es decir, el fuselaje central de la aeronave que se construye en esta factoría situada en la región de Baviera y que da empleo a 4.500 trabajadores en una superficie de 880.000 m². Cada avión, cuyo 70% es fibra de carbono, contiene 30 kilómetros de cableado y más de 15.000 conectores.

Berndt Wünsche, jefe de los aviones de combate de Airbus DS, presenta la instalación en la que nos encontramos Berndt Wünsche, jefe de los aviones de combate de Airbus DS.: «estamos en el centro del universo para la aviación de combate. Manching está diseñada para la aviación militar, complementada por Getafe, en España».

Este ejecutivo alemán defiende que desde que se iniciara el proyecto, el Eurofighter ha generado 100.000 empleos en Europa involucrando a 400 compañías diferentes. En España, además de Airbus DS -filial dependiente del Grupo Airbus, participado por la SEPI en un 4,20 por ciento-, otras empresas como Indra, Tecnobit, ITP, CESA o Santa Bárbara Sistemas se han visto beneficiadas de su construcción.

«En 80-85 días podemos tener un avión Eurofighter totalmente testado en la fábrica, siendo entregado en un plazo de 245 al cliente», explica Niels Michael, jefe de producción de la planta de Manching, quien reconoce que «en los mejores días de la producción del avión se ensamblaban 18-19 aviones en la fábrica, mientras que ahora son 10 aviones al año. Hemos ralentizado la producción».

Obviamente, la crisis económica y la consecuente reducción de los presupuestos de Defensa ha hecho mella en el programa Eurofigther. Sin ir más lejos España ha visto reducir su presupuesto inicial del Ministerio de Defensa en un 33 por ciento desde 2009 y ha disminuido el número de pedidos de aviones Eurofighter de 87 iniciales a 73.

Otros países también se han visto obligados a renunciar a la «tranche 3· del programa. Así, según datos proporcionados por la empresa Airbus DS, los pedidos finales se cifran en estos momentos así: Reino Unido con 160 unidades (de los 232 iniciales pedidos); Alemania con 143 (180); Italia, con 96 (121); España con 73 (87); Arabia Saudí con 72 (no ha reducido pedidos); Austria con 15 (ya entregados todos); y Omán con 12 (aún por entregar todos).

De este modo, al consorcio europeo le restarían aproximadamente unos 163 aviones Eurofighter por entregar. Eso si no llega un ansiado contrato de exportación que avive la cadena de producción de las factorías de los cuatro países involucrados. Perdidos los contratos de cazas de Corea del Sur y la India (ganados por el F-35 y el Rafale), todas las esperanzas están puestas en un nuevo contrato en Oriente Medio.

En este asunto, un ingeniero español es uno de los hombres clave. Domingo Ureña, máximo responsable de los aviones militares de Airbus DS, se muestra optimista y prevé «oportunidad de exportación, dada la situación geoestratégica cambiante».

Unas nuevas variables (Estado Islámico y amenaza de Rusia) que, por ejemplo, han obligado al despliegue de cuatro aviones de combate Eurofighter del Ejército del Aire español en una misión de la OTAN en Estonia este año, a pesar de que estaba programado para 2016. Se trata de la primera vez que los aviones Eurofighter del Ejército español se despliegan en una misión en el exterior.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s