Francia sufre un nuevo atentado terrorista #yihadista #Daesh en la localidad de Saint-Quentin-Fallavier, en el departamento de Isère (sureste de Francia)

Una persona ha muerto decapitada y varias han resultado heridas por un ataque terrorista #yihadista #Daesh en la fábrica de productos químicos Air Products, situada en la localidad de Saint-Quentin-Fallavier, en el departamento de Isère (sureste de Francia). Este atentado se produce seis meses después del ataque a la revista satírica ‘Charlie Hebdo’.

Según asegura France Presse, habría entrado a la fábrica, que se encuentra cercad e Lyon, un hombre que portaba una bandera islámica. Se ha producido en la localidad de Saint-Quentin-Fallavier, en el departamento de Isere (sureste de Francia).

La agencia asegura que uno de los presuntos autores habría sido arrestado. Se trataría de un hombre de unos 30 años, que está siendo interrogado. De acuerdo con AfP, este sospechoso tendría vínculos con el movimiento salafista.

Según la web del diario local “Le Dauphiné”, un vehículo entró sobre las 10.00 horas dentro de la empresa estadounidense Air Products y colisionó contra varias bombonas de gas dentro de la fábrica, lo que originó una explosión. Un hombre ha sido encontrado decapitado en el patio de la empresa (con varias inscripciones) y varias personas han resultado heridas. Junto al hombre decapitado, los presuntos autores depositaron una bandera del Estado Islámico (EI), según las fuentes a Efe.

Por su parte, el primer ministro, Manuel Valls, ha ordenado reforzar la vigilancia en los lugares más sensibles de la región.

El presidente, François Hollande ha decidido abandonar Bruselas, donde hoy se celebra un Consejo Europeo, y volver a Francia, tras conocer el ataque. Además, ha confirmado que se trata de un atentado terrorista y que la intención era volar el edificio.

La sección antiterrorista de la Fiscalía de París ya ha anunciado que ha abierto una investigación por “asesinato y tentativas de asesinato en banda organizada y en relación con un acto terrorista”. También investiga los cargos de “destrucción y degradación a través de una sustancia explosiva en banda organizada y en relación con un acto terrorista” y de “asociación terrorista para cometer atentados contra las personas”.

Al parecer, dos hombres penetraron con un coche en el interior de la fábrica y lo empotraron contra unas bombonas de gas, lo que originó una explosión en la que un número indeterminado de personas resultaron heridas.

Junto al hombre decapitado, los presuntos autores depositaron una bandera del Estado Islámico (EI), según las fuentes. La cabeza ha sido encontrada en una alambrada con inscripciones islamistas.

Las fuerzas de seguridad han detenido a uno de los dos presuntos autores, identificado como Yasine Sali, quien estuvo vinculado con movimientos salafistas y fue vigilado por los servicios de inteligencia de 2006 a 2008.

Sali, de 35 años y originario de Saint-Priest, en la periferia de Lyon, carecía de antecedentes penales, informó el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve.

La Fiscalía francesa ha descartado que el cadáver decapitado hallado corresponda a alguno de los trabajadores de la fábrica asaltada, ha informado el periódico ‘Le Monde’.

Refuerzo de la seguridad

El primer ministro francés, Manuel Valls, ha ordenado reforzar la seguridad y la vigilancia en torno a las instalaciones sensibles del país después del presunto ataque islamista.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s