Investigación urgente y reservada sobre las presuntas manifestaciones realizadas por un miembro del Cuerpo de la Guardia Civil a través de la red social twitter

Julian Flores @juliansafety
Director de seguridad,Segurpricat Siseguridad

     

AUGC denuncia los comentarios injuriosos y golpistas en Twitter de un mando de la Guardia Civil
AUGC denuncia los comentarios injuriosos y golpistas en Twitter de un mando de la Guardia Civil
AUGC quiere mostrar su enorme preocupación por los tuits injuriosos y amenazantes publicados a lo largo de los últimos meses en la cuenta personal de un mando de la Guardia Civil destinado en Cádiz. Se trata del usuario Jarque (@rjarqueg), que desde la red social Twitter ha vertido comentarios absolutamente inaceptables en cualquier caso -pero menos aún en quien tiene presuntamente la condición de mando del Cuerpo-, contra diversos colectivos sociales y partidos políticos.

En un momento en el que se están examinando con lupa las intervenciones en las redes sociales de nuestros representantes, tanto en lo que se refiere a los integrantes de las nuevas formaciones como a los miembros de los partidos ‘tradicionales’, resulta de especial gravedad que un representante de la Guardia Civil muestre públicamente a través de estas vías una actitud retrógrada y antidemocrática en la que caben tanto la burla y el desprecio como las amenazas.

Así, en el rastreo de su actividad dentro de la citada red social, AUGC ha encontrado comentarios de exaltación de la pena de muerte y el franquismo tales como “Un peloton de Guardias Civiles, mosqueton Mauser en ristre con su dotacion de municion reglamentaria, rodilla en tierra: ¡Fuego!” (publicado el 25 de marzo de 2014); “75 aniversario de la Victoria. Único hecho histórico que el judaismo internacional, la masonería o el marxismo no han podido manipular” (1 de abril de 2014); o incluso del nazismo: “Frente a toda esta gentuza que agrede a la Policía y contra los Wilys Toledos o Cayos Laras de turno, Waffen SS” (1 de abril de 2014).

Las nuevas formaciones políticas, concretamente Podemos, también están en el punto de mira de los tuits de este mando de la Guardia Civil, que el día 26 de mayo de 2014 lanzaba una nada sutil advertencia a la formación de Pablo Iglesias: “Ya se enterara el tal Pablo Iglesias, como el panorama siga asi, lo que son de verdad los fascistas cuando surjan los Generales Mola,Yagüe”. Días después, el 31 de mayo, @rjarqueg se refrendaba a sí mismo en este sentido, en una clara invocación al golpismo militar: “Que falta le hacen a España los General Mola, Yague, Sanjurjo, Muñoz Grandes… y por supuesto el Generalisimo Franco”.

En sus tutis, el usuario Jarque también es partidario de tomarse la justicia por su mano, sin considerar el marco jurídico en el que vive y las leyes a las que debe servir. Así, el 20 de octubre de 2014 escribía: “Las declaraciones de Josu Zabarte legitiman a los que creemos en la unidad de España a ejecutar etarras uno detras de otro”.

Para el independentismo catalán, este mando de la Guardia Civil también tiene su propia receta: “Mañana, un puñado de hombres resueltos, arma al brazo y en lo alto las estrellas, iremos a Cataluña en defensa de España” (8 de noviembre de 2014). Dos días después, el 10 de noviembre, Jarque reincidía con este mismo tema y su inclinación golpista: “Si el 23F algunos Jefes y Oficiales Generales del ejercito hubieran podido ver por una ranura lo de 9N, Tejero no se queda solo”. El 17 de ese mes, sus amenazas incluso subían de tono: “La Junta de Fiscales de Cataluña será pasada por las armas en su momento oportuno. Nuestra mejor arma sera el terror”.

Tampoco la igualdad de sexos parece formar parte del credo de este guardia civil, cuando escribía, el pasado 8 de marzo de 2015, con motivo del Día Mundial de la Mujer Trabajadora, lo siguiente:  “¿El día de la mujer trabajadora? ¿Eso no es sexista? Y el del hombre trabajador, ¿cuándo es?”. “Día de la mujer, Instituto de la Mujer, Ley de Paridad, marcas distintas pruebas físicas ingreso FFCCSE y FAS. ¿Sexismo?”.

Otros colectivos, como los judíos o los homosexuales, son también objeto de comentario en la cuenta de Jarque, que llega incluso a minimizar las dimensiones del Holocausto: “Sin embargo como se le ocurra a alguien dudar del mito de los 6 m de judios eres hombre muerto. 6 no había ni en toda Europa” (29 de marzo de 2015); “Se equivoca. Las personas actúan conforme a los Lobby judíos interese. Estos controlan los medios y manejan su voluntad” (10 de mayo de 2015); o “Menuda aberración privar a un niño de nacer en el seno de una familia con un padre y una madre” (12 de mayo).

Son sólo algunos ejemplos de las baladronadas, amenazas y ofensas publicadas a lo largo del último año por este guardia civil, ante las cuales desde AUGC le instamos a actuar con firmeza ante esos comentarios, que desprestigian a quien los formula y a la institución a la que presuntamente pertenece. En caso contrario, AUGC pondrá estos hechos en conocimiento de la Fiscalía General del Estado para la depuración de las responsabilidades que en derecho pueden derivarse.

Se adjunta en pdf la carta entregada al Ministro por parte de AUGC

Descargar documento   Documento adjunto >>
doc_comunicado_2769.pdf

El director general de la Guardia Civil ha ordenado abrir una investigación urgente y reservada en relación a unos supuestos tuits ofensivos escritos por un miembro del Cuerpo de la Guardia Civil

La Guardia Civil investigará los tuits de un mando de Cádiz exaltando el franquismo y amenazando a líderes de izquierda

Según ha informado la Benemérita, la investigación pretende dilucidar si son constitutivos de algún tipo de delito o falta recogido en el Código Penal o en el Régimen Disciplinario de la Guardia Civil. Los tuits los ha denunciado la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC). Se trata de mensajes publicados por un usuario denominado @rjarqued que se corresponde con un mando de la guardia civil destinado en Cádiz y en ellos exalta la pena de muerte y el franquismo.

La Guardia Civil investigará los tuits de un mando de Cádiz exaltando el franquismo y amenazando a líderes de izquierda

Los tuits los ha denunciado la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC). Se trata de mensajes publicados por un usuario denominado @rjarqued que se corresponde con un mando de la guardia civil destinado en Cádiz y en ellos exalta la pena de muerte y el franquismo. En uno de ellos dice: “frente a toda esta gentuza que agrede a la Policía y contra los wilys Toledos o Cayos Laras de turno, Waffen SS”. Otros tuits son amenazantes contra Pablo Iglesias, el líder de Podemos. …

Ley Orgánica 12/2007, de 22 de octubre, del régimen disciplinario

Dicha previsión tuvo su materialización en la Ley. Orgánica 11/1991, de 17 de junio, del Régimen Disciplinario de la Guardia Civil

2813c-escudo_ministerio

guardiacivil

guardiacivil

El régimen disciplinario de la Guardia Civil, regulado en esta Ley, tiene por objeto garantizar el correcto ejercicio de las funciones que este Cuerpo tiene asignadas, de acuerdo con la Constitución y el resto del ordenamiento jurídico.

TÍTULO I
DISPOSICIONES GENERALES


Artículo 1. Objeto.
El régimen disciplinario de la Guardia Civil, regulado en esta Ley, tiene por objeto garantizar el correcto ejercicio de las funciones que este Cuerpo tiene asignadas, de acuerdo con la Constitución y el resto del ordenamiento jurídico.

Artículo 2. Ámbito personal de aplicación.
1. Están sujetos a la presente Ley los miembros de la Guardia Civil que se encuentren en cualquiera de las situaciones administrativas en que se mantengan derechos y obligaciones inherentes a la condición de guardia civil.
2. Los alumnos de los Centros Docentes de Formación de la Guardia Civil estarán sujetos a lo previsto en esta Ley en la medida en que les sea de aplicación, sin pe juicio de la observancia de las normas específicas de carácter académico.

Artículo 3. Responsabilidad civil y penal.
El régimen disciplinario regulado en esta Ley se entiende sin perjuicio de la responsabilidad civil o penal en que puedan incurrir los miembros de la Guardia Civil, que se hará efectiva en la forma prevista en las correspondientes disposiciones legales.

Artículo 4. Tramitación de procedimiento penal por los mismos hechos.
La iniciación de un procedimiento penal contra miembros de la Guardia Civil no impedirá la incoación y tramitación de expedientes disciplinarios por los mismos hechos. No obstante, la resolución definitiva de dichos procedimientos sancionadores sólo podrá producirse cuando la dictada en el ámbito penal sea firme, vinculando la declaración de hechos probados.

Artículo 5. Extensión de la responsabilidad.
1. Incurrirán en la misma responsabilidad que los autores de una falta los que induzcan a su comisión.
2. Incurrirán en falta de inferior grado los que encubrieren la comisión de una falta muy grave o grave. En el caso de la que falta encubierta fuera de carácter leve, se incurrirá en falta del mismo grado, que se sancionara con reprensión.
3. Se entenderá por encubrimiento no dar cuenta al superior jerárquico competente, de forma inmediata, de los hechos constitutivos de falta de los que se tenga conocimiento.

TÍTULO II
FALTAS Y SANCIONES
CAPITULO I
FALTAS DISCIPLINARIAS


Artículo 6. Faltas disciplinarias.
Constituye falta disciplinaria toda acción u omisión prevista como tal en esta Ley.

Artículo 7. Clases de faltas.
Las faltas podrán ser muy graves, graves y leves.

Articulo 8. Faltas muy graves.
Son faltas muy graves:
1. El incumplimiento del deber de fidelidad a la Constitución en el ejercicio de sus funciones.
2. La violación de la neutralidad o independencia política o sindical en el desarrollo de la actuación profesional.
3. La promoción o pertenencia a partidos políticos o a sindicatos, así como el desarrollo de actividades políticas o sindicales.
4. Toda actuación que suponga discriminación o acoso por razón de origen racial o étnico, religión o convicciones, discapacidad, edad, orientación sexual, sexo, lengua, opinión, lugar de nacimiento o vecindad, o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
5. La obstaculización grave del ejercicio de los derechos fundamentales o de las libertades públicas.
6. La práctica de tratos inhumanos, degradantes o vejatorios a las personas que se encuentren bajo su custodia o con las que se relacionen por razón del servicio.
7. El abuso de atribuciones que cause grave daño a los ciudadanos, a los subordinados o a la Administración.
8. El ejercicio de una violencia psicológica externa, de forma sistemática y prolongada, sobre cualquier persona con quien se mantenga una relación de servicio.
9. La no prestación de auxilio con urgencia, en aquellos hechos o circunstancias graves en que sea obligada su actuación o cuando se trate de un compañero en peligro.
10. La falta de colaboración manifiesta con los demás miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, cuando resulte perjudicado gravemente el servicio o se deriven consecuencias graves para la seguridad ciudadana.
11. La falta de presentación o puesta a disposición inmediata en la dependencia de destino o en la más próxima, en los casos de declaración de los estados de alarma o de excepción, así como, cuando así se disponga, en caso de alteración grave de la seguridad ciudadana o en supuestos de emergencia grave de protección civil.
12. La no comparecencia a prestar un servicio, ausentarse de él o desatenderlo, cuando por su naturaleza y circunstancias sea de especial relevancia, siempre que no constituya delito.
13. La condena en virtud de sentencia firme por un delito doloso, relacionado con el servicio o que cause grave daño a la Administración o a los ciudadanos, que lleve aparejada pena grave o menos grave, con arreglo a lo dispuesto en el Código Penal.
14. La participación en huelgas, en acciones sustitutivas de las mismas o en actuaciones concertadas con el fin de alterar el normal funcionamiento de los servicios.
15. La observancia de conductas gravemente contrarias a la disciplina, siempre que no constituya delito
16. La publicación o utilización indebida de secretos oficiales, declarados así con arreglo a la legislación especifica en la materia.
17. La violación del secreto profesional cuando afecte a la defensa nacional o a la seguridad ciudadana, perjudique el desarrollo de la labor policial o cause daño a cualquier ciudadano.
18. El ejercicio de actividades públicas o privadas incompatibles, de acuerdo con la normativa en materia de incompatibilidades del personal al servicio de las Administraciones Públicas.
19. Las infracciones tipificadas como muy graves en la legislación sobre utilización de videocámaras por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en los lugares públicos.
20. La embriaguez o el consumo drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas durante el servicio, o su realización en estado de embriaguez o bajo los efectos manifiestos de los productos citados.
21. La negativa a someterse a reconocimiento médico, prueba de alcoholemia o detección del consumo de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias similares, legítimamente ordenadas, a fin de constatar la capacidad psicofísica para prestar servicio.
22. La comisión de falta grave, teniendo anotadas y no canceladas dos faltas graves o muy graves, indistintamente.
23. La tolerancia en el personal subordinado de cualquier conducta tipificada como falta disciplinaria muy grave en la presente Ley.

Articulo 9. Faltas graves.
Son faltas graves:
1. La realización de actos irrespetuosos o la emisión públicamente de expresiones o manifestaciones contrarias al ordenamiento constitucional o al Rey; el atentado grave a la dignidad de las instituciones o poderes del Estado, de las Comunidades Autónomas o Administraciones Locales, a las personas o autoridades que los encarnan o a sus símbolos; así como la observancia de conductas gravemente contrarias a la dignidad de la Guardia Civil.
2. El abuso de autoridad en el ejercicio del cargo, siempre que no constituya falta muy grave.
3. El impedimento, la dificultad o la limitación a los ciudadanos o a los subordinados del ejercicio de los derechos que tengan reconocidos.
4. La orden a los ciudadanos o a los subordinados de la ejecución de prestaciones de tipo personal ajenas al servicio.
5. La falta de subordinación, siempre que no constituya falta muy grave.
6. La grave desconsideración con los superiores, compañeros, subordinados o ciudadanos en el ejercicio de sus funciones, con ocasión de ellas o vistiendo de uniforme.
7. La falta de colaboración manifiesta con otros miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, siempre que no constituya falta muy grave.
8. La violación del secreto profesional, siempre que no constituya falta muy grave.
9. La emisión de informes o partes del servicio que no se ajusten a la realidad o la desvirtúen y adoptar acuerdos manifiestamente ilegales cuando con ello se cause pe juicio a la Administración o a los ciudadanos.
10. La no comparecencia a prestar un servicio, la ausencia de él o la desatención, siempre que no constituya falta muy grave.
11. La falta de prestación del servicio amparándose en una supuesta enfermedad, así como la prolongación injustificada de la baja para éste.
12. La grave perturbación del servicio.
13. La falta voluntaria y manifiesta de rendimiento que afecte al normal funcionamiento de los servicios.
14. La intervención en un procedimiento administrativo cuando se dé alguna de las causas de abstención legalmente señaladas.
15. El incumplimiento de los plazos u otras disposiciones de procedimiento en materia de incompatibilidades, cuando no suponga mantenimiento de una situación de incompatibilidad.
16. La infracción de la normativa legal sobre utilización de videocámaras por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en lugares públicos, siempre que no constituya falta muy grave.
17. La realización de actos que excedan de los límites del derecho de asociación reconocido por las leyes al personal de la Guardia Civil.
18. La formulación de críticas o manifestaciones sobre asuntos del servicio contrarias a la disciplina.
19. La ostentación o utilización de armas sin causa justificada, así como su uso en acto de servicio o fuera de él infringiendo los principios y normas que regulan su empleo.
20. La causación de daños graves en la conservación de los locales, material o demás elementos relacionados con el servicio o dar lugar, por negligencia inexcusable, a su deterioro, perdida, extravío o sustracción.
21. El empleo para usos particulares, la sustracción para otro fin o la facilitación a terceros de medios, información o recursos de carácter oficial, cuando resulte grave pe juicio para la Administración.
22. La embriaguez o el consumo de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas fuera del servicio, cuando tales circunstancias tengan carácter habitual o afecten a la imagen de la Guardia Civil o de la función pública. Se entenderá que existe habitualidad cuanto estuvieren acreditados tres o más episodios de embriaguez o consumo de las sustancias referidas en un período de un año.
23. La superación, al inicio o durante la prestación del servicio, de una tasa de alcohol en sangre superior a 0,3 gramos por litro o de alcohol en aire espirado superior a 0,15 miligramos por litro.
24. La tenencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o similares.
25. La condena en virtud de sentencia firme por un delito doloso, siempre que no constituya infracción muy grave, o por una falta dolosa cuando la infracción penal cometida esté relacionada con el servicio, o cause daño a la Administración o a los administrados.
26. La tolerancia en el personal subordinado de cualquier conducta tipificada como falta grave en la presente Ley.
27. La promoción, el aliento o la participación en cualquier riña o altercado graves entre compañeros.
28. La comisión de una falta leve, teniendo anotadas y no canceladas otras tres faltas leves.
29. La negligencia grave en el cumplimiento de las obligaciones profesionales o de las órdenes recibidas.
30. Eludir la tramitación o resolución de cualquier asunto profesional u omitir conscientemente una actuación a la que venga obligado por su función, destino o cargo.
31. La infracción de cualquier otro deber u obligación legal o reglamentariamente establecida que resulte inherente al cargo o a la función, cuando se produzca de forma grave y manifiesta.

Artículo 10. Faltas leves.
Son faltas leves:
1. La desconsideración o incorrección con los superiores, compañeros, subordinados o ciudadanos en el ejercicio de las funciones, con ocasión de aquéllas o vistiendo de uniforme, siempre que no constituya infracción más grave.
2. La incomparecencia a prestar un servicio, la ausencia de él, la desatención o la colocación en la situación de no ser localizado para prestarlo, siempre que no constituya infracción más grave.
3. El retraso, negligencia o inexactitud en el cumplimiento de los deberes u obligaciones, de las órdenes recibidas o de las normas de régimen interior, así como la falta de rendimiento en el desempeño del servicio habitual, siempre que no constituya infracción más grave.
4. La infracción de las normas sobre el deber de residencia, la desatención del llamamiento para la prestación de un servicio de la no incorporación a su Unidad con la mayor prontitud posible cuando sea requerido para ello, así como la no comunicación a su Unidad del domicilio o los datos precisos para su localización o la colocación en situación de no ser localizado, siempre que no constituya infracción más grave.
5. La indiscreción en cualquier asunto del servicio, siempre que no constituya infracción más grave.
6. El incumplimiento de las directrices o pautas formativas durante la instrucción o preparación para el desempeño de la labor profesional.
7. El incumplimiento del horario de servicio o la falta de puntualidad en los actos de servicio, sin causa que lo justifique.
8. La omisión del conducto reglamentario para formular cualquier solicitud, reclamación o queja relacionadas con el servicio; así como la no tramitación de las denuncias, peticiones y reclamaciones formuladas en debida forma.
9. El mal uso o descuido en la conservación de los locales, material y demás elementos de los servicios, así como el incumplimiento de las normas dadas en esta materia, siempre que no constituya infracción mas grave.
10. El descuido en el aseo personal o el incumplimiento de las normas o instrucciones de uniformidad, así como ostentar sobre el uniforme de cualquier insignia, condecoración o distintivo sin estar autorizado.
11. La presencia de uniforme en lugares o establecimientos incompatibles con la condición de guardia civil.
12. La omisión intencionada de saludo a un superior, su no devolución a un igual o inferior y el inexacto cumplimiento de las normas que lo regulan.
13. Cualquier clase de juego que se lleve a cabo en dependencias oficiales siempre que perjudique la prestación del servicio o menoscabe la imagen de la Institución.
14. La tolerancia en el personal subordinado de cualquier conducta tipificada como falta leve en la presente Ley.
15. El trato de forma incorrecta o desconsiderada a los subordinados.
16. La invasión, sin razón justificada, de las competencias atribuidas a los subordinados.
17. La falta de diligencia en la tramitación de las denuncias, peticiones o reclamaciones, siempre que no constituya infracción más grave.
18. La falta de respeto o las réplicas desatentas a un superior, siempre que no constituya infracción más grave.
19. La promoción, el aliento o la participación en cualquier riña o altercado entre compañeros, siempre que no constituya infracción más grave.

CAPITULO II
SANCIONES DISCIPLINARIAS

Artículo 11. Finalidad de las sanciones.
Las sanciones disciplinarias tienen por finalidad la corrección de comportamientos perjudiciales para el servicio o para los ciudadanos o lesivos para el funcionamiento de la Institución.

Articulo 12. Sanciones disciplinarias.
1. Las sanciones que pueden imponerse por faltas muy graves son:
– Separación del servicio.
– Suspensión de empleo desde tres meses y hasta un máximo de seis años.
– Pérdida de puestos en el escalafón.

2. Las sanciones que pueden imponerse por faltas graves son:
– Suspensión de empleo de un mes a tres meses.
– Pérdida de cinco a veinte días de haberes con suspensión de funciones.
– Pérdida de destino.

3. Las sanciones que pueden imponerse por faltas leves son:
– Reprensión.
– Pérdida de uno a cuatro días de haberes con suspensión de funciones.

Artículo 13. Separación del servicio.
La separación del servicio supondrá para el sancionado la pérdida de la condición de militar de carrera de la Guardia Civil, perdiendo los derechos profesionales adquiridos excepto los derechos pasivos que hubiese consolidado.

Artículo 14. Suspensión de empleo.
1. La sanción de suspensión de empleo implicará el pase a la situación administrativa del mismo nombre con los efectos económicos inherentes a dicha situación y privará al interesado de todas las funciones propias de éste por el periodo que se determine.
Cuando la suspensión de empleo se imponga por la falta muy grave prevista en el número 13 del artículo 8 y la pena recaída fuese privativa de libertad superior a 6 años, la sanción tendrá como máximo una duración igual a la condena impuesta, sirviendo el periodo de privación de libertad de abono al cumplimiento de la suspensión de empleo.
2. También producirá el efecto de quedar inmovilizado el infractor en su puesto y empleo, que ocupe, y el tiempo transcurrido no será de abono para el servicio.
3. Concluida la suspensión, finalizará la inmovilización en el empleo y la pérdida de puestos será definitiva.
4. Cuando la sanción de suspensión de empleo tenga una duración superior a seis meses, determinará el cese en el destino que venia ocupando el infractor.

Artículo 15. Pérdida de puestos en el escalafón.
La pérdida de puestos en el escalafón supondrá para el sancionado el retraso en el orden de
escalafonamiento, dentro de su empleo, del número de puestos que se determine en la resolución del expediente, que, en ningún caso, podrá ser superior a un quinto del número de los componentes de su empleo.

Artículo 16. Pérdida de destino.
La sanción de pérdida de destino supone el cese en el que viniera ocupando el infractor quien, durante dos años, no podrá solicitar otro en la misma Unidad, demarcación territorial o especialidad que determine la resolución sancionadora.

Artículo 17. Pérdida de haberes con suspensión de funciones.
La pérdida de haberes con suspensión de funciones supone la pérdida de las retribuciones correspondientes a los días objeto de sanción y la suspensión de funciones correspondientes a los días de su duración.

Artículo 18. Reprensión.
1. La reprensión es la reprobación expresa que, por escrito, dirige al subordinado la autoridad competente para imponerla.
2. No constituye sanción disciplinaria la advertencia o amonestación verbal que, para el mejor cumplimiento de las obligaciones y servicios, pueda hacer el superior al subordinado en el ejercicio del mando.

Artículo 19. Aplicación del régimen disciplinario a los alumnos de Centros Docentes de Formación.
1. La aplicación del régimen disciplinario a los alumnos de los Centros Docentes de Formación de la Guardia Civil se regirá por las normas contenidas en este artículo.
2. A aquellos alumnos del Centro Docente que ya fueran miembros de la Guardia Civil les resultarán de aplicación las sanciones previstas con carácter general en el artículo 12, si bien las sanciones de separación del servicio, suspensión de empleo y pérdida de destino conllevarán la pérdida de la condición de alumno en el Centro Docente, que tendrá, para estos casos, el carácter de accesoria.
3. Al resto de los alumnos sólo se les podrá imponer las sanciones siguientes:
a) Por la comisión de faltas graves y muy graves:
– Suspensión de sueldo y servicios de cinco a veinte días,
– Baja como alumno en el Centro Docente.
b) Por la comisión de faltas leves:
– Reprensión.
– Suspensión de sueldo y servicios de uno a cuatro días.
4. La incoación de procedimiento penal o expediente disciplinario a un alumno podrá impedir, teniendo en cuenta la naturaleza y la gravedad de los hechos, que el interesado sea declarado apto en el curso académico correspondiente. Mientras no sea firme en vía penal o disciplinaria la resolución que en aquellos procedimientos se dicte, y sin perjuicio de los efectos que de ésta se pudieran derivar, podrá acordarse motivadamente que el alumno no obtenga el primer empleo y consecuentemente la condición de guardia civil.
5. Las sanciones se cumplirán sin pe juicio de la participación del alumno en las actividades de carácter académico.
6. La sanción de baja como alumno del Centro Docente supone la pérdida de la condición de alumno del Centro y del empleo que hubiera alcanzado con carácter eventual, sin que afecte a la condición de guardia civil que tuviera antes de ser nombrado alumno.
7. La sanción de suspensión de sueldo y servicios conlleva la pérdida de las retribuciones correspondientes a los días objeto de sanción y la suspensión de servicios por el mismo período.

Artículo 20. Criterios de graduación de las sanciones.
Para la graduación de la sanción que se vaya a imponer, y actuando bajo el principio de proporcionalidad, se tendrán en cuenta los siguientes criterios:
a. La intencionalidad.
b. La reincidencia, siempre que no constituya una falta en sí misma.
c. El historial profesional, que, a estos efectos, sólo podrá valorarse como circunstancia atenuante.
d. La incidencia sobre la seguridad ciudadana.
e. La perturbación en el normal funcionamiento de la Administración o de los servicios que le estén encomendados.
f. El grado de afectación de la falta cometida a los principios de disciplina, jerarquía, subordinación, así como a la imagen de la Institución.
g. En el caso de los artículos 8, número 13, y 9, número 25, se valorará específicamente la cuantía o la entidad de la pena impuesta en virtud de sentencia firme, así como la relación de la conducta delictiva con las funciones y tareas asignadas.

CAPITULO III
EXTINCIÓN DE LA RESPONSABILIDAD DISCIPLINARIA

Artículo 21. Causas de extinción.
1. La responsabilidad disciplinaria se extingue por el cumplimiento de la sanción, por la prescripción de la falta o de la sanción y por el fallecimiento del interesado.
2. Si durante la sustanciación de un procedimiento sancionador el interesado dejara de estar sometido a la presente Ley, se dictará resolución ordenando el archivo del expediente con invocación de su causa. Si el expediente se instruye por falta muy grave y el interesado volviera a quedar sujeto a la presente Ley, se acordara la reapertura del procedimiento, siempre que no hayan transcurrido cuatro años desde que se hubiera producido la causa que motivó el archivo de las actuaciones.

Artículo 22. Prescripción de las faltas.
1. Las faltas muy graves prescribirán a los seis años, las graves a los dos años y las leves a los dos meses.
2. El plazo de prescripción comenzará a contarse desde que la falta se hubiese cometido. Si el procedimiento se iniciase por cualquiera de las faltas disciplinarias derivadas de condena por sentencia penal, la prescripción comenzará a computarse desde que la Administración hubiese tenido conocimiento de la resolución judicial firme y, en todo caso, desde la fecha en que se acuerde el archivo de la ejecutoria penal.
3. La notificación al interesado del acuerdo de inicio de cualquier procedimiento disciplinario interrumpirá los plazos de prescripción establecidos en el apartado primero de este artículo, que volverán a correr de no haberse concluido en el tiempo máximo establecido en esta Ley.
4. Los plazos de prescripción de las faltas graves y muy graves quedarán interrumpidos cuando cualquiera de los hechos integrantes de esas faltas o vinculados con ellos sean objeto de procedimiento judicial penal. Estos plazos volverán a correr cuando se adopte resolución firme por el órgano judicial competente.

Artículo 23. Prescripción de las sanciones.
1. Las sanciones impuestas por faltas muy graves prescribirán a los seis años, las impuestas por faltas graves a los dos años y las impuestas por falta leve a los dos meses.
Estos plazos comenzarán a computarse desde el día en que se notifique al interesado la resolución sancionadora o desde que se quebrantase su cumplimiento, si hubiera comenzado.
2. La prescripción se interrumpirá cuando se suspenda el cumplimiento de la sanción en los casos previstos en esta Ley.

TITULO III
POTESTAD DISCIPLINARIA Y COMPETENCIA SANCIONADORA
CAPITULO I
DE LA POTESTAD DISCIPLINARIA


Artículo 24. Atribución de la potestad disciplinaria.
1. Corresponde la potestad disciplinaria a las autoridades y mandos de los Ministerios de Defensa y del Interior, en los términos establecidos en esta Ley.
2. Tendrán la facultad de instar el ejercicio de la potestad disciplinaria ante el Director General de la Policía y de la Guardia Civil, las autoridades bajo cuya dependencia funcional presten servicio los miembros del Cuerpo de la Guardia Civil.

Artículo 25. Ejercicio de la potestad disciplinaria.
1. Todo mando tiene el deber de corregir las infracciones que observe en los de inferior empleo, aunque no le estén directamente subordinados, sin que ello suponga sanción alguna. Si, además, las considera merecedoras de sanción, formulará parte disciplinario o acordará el inicio del procedimiento sancionador que corresponda, si tuviera competencia para ello.
2. Si se trata de una falta que, por su naturaleza y circunstancias, exija una acción inmediata para mantener la disciplina, restablecer la integridad del servicio o salvaguardar la imagen pública de la Guardia Civil, cualquier superior podrá ordenar el abandono del lugar de los hechos del presunto infractor y podrá, además, disponer el cese de éste en sus funciones habituales por un plazo de hasta cuatro días, en espera de la posterior decisión del mando competente para acordar el inicio del oportuno procedimiento sancionador, a quien informará de modo inmediato de la decisión adoptada.

Artículo 26. Autoridades y mandos con competencia disciplinaria.
Tienen potestad para sancionar a los miembros de la Guardia Civil:
a. El Ministro de Defensa.
b. El Director General de la Policía y de la Guardia Civil.
c. Los Oficiales Generales con mando sobre Unidad, Centro u Organismo de la Guardia Civil.
d. Los Oficiales Jefes de Zona, de Servicio, Organismo, Jefatura o Dirección de Centro Docente de Formación, Comandancia, Sector, Grupo de Reserva y Seguridad, Jefes de Estudio de Centros Docentes de Formación y los de Unidad, Centro u Organismo de categoría similar.
e. Los Oficiales Jefes de Compañía, Subsector de Tráfico, Unidad Orgánica de Policía Judicial, o Unidad de categoría similar.
f. Los Oficiales Comandantes de Puesto Principal, Jefes de Sección, Destacamento de Tráfico, o Unidad de categoría similar.
g. Los Suboficiales Comandantes de Puesto, Jefes de Destacamento de Tráfico, Grupo de Investigación o Unidad de categoría similar.

CAPÍTULO II
COMPETENCIA SANCIONADORA

Articulo 27. Procedimiento.
Únicamente se podrán imponer sanciones disciplinarias a los miembros de la Guardia Civil en virtud de un expediente disciplinario instruido al efecto, con arreglo a lo dispuesto en este Capítulo y a los procedimientos regulados en este Título.

Articulo 28. Competencias del Ministro de Defensa.
Para la imposición de la sanción de separación del servicio será competente el Ministro de Defensa previo informe del Ministro del Interior, conforme a lo previsto en el apartado primero del artículo 15 de la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Artículo 29. Competencias del Director General de la Policía y de la Guardia Civil.
El Director General de la Policía y de la Guardia Civil podrá imponer todas las sanciones, excepto la de separación del servicio.

Articulo 30. Competencias de los Oficiales Generales con mando sobre Unidad, Centro u Organismo de la Guardia Civil.
Los Oficiales Generales con mando sobre Unidad, Centro u Organismo de la Guardia Civil podrán imponer a los miembros del Cuerpo que estén a sus órdenes, las sanciones por faltas leves y graves, excepto la pérdida de destino.

Artículo 31. Competencias de otros mandos.
Los mandos de la Guardia Civil tienen competencia para imponer las siguientes sanciones:
1. Los Oficiales Jefes de Zona, de Servicio, Organismo, Jefatura o Dirección de Centro Docente de
Formación, Comandancia, Sector, Grupo de Reserva y Seguridad, Jefes de Estudio de Centros Docentes de Formación y los de Unidad Centro u Organismo de categoría similar, a los miembros del Cuerpo que estén a sus órdenes, por faltas leves.
2. Los Oficiales Jefes de Compañía, Subsector de Tráfico, Unidad Orgánica de Policía Judicial o Unidad de categoría similar, a los miembros de la Guardia Civil que estén a sus Órdenes, reprensión y pérdida de hasta dos días de haberes.
3. Los Oficiales Comandantes de Puesto Principal, Jefes de Sección, Destacamento de Tráfico, o Unidad de categoría similar, a los miembros de la Guardia Civil que estén a sus órdenes, reprensión y pérdida de un día de haberes.
4. Los Suboficiales Comandantes de Puesto, Jefes de Destacamento de Tráfico, Grupo de
Investigación o Unidad de categoría similar, a los miembros de la Guardia Civil que estén a sus órdenes, reprensión.

Articulo 32. Autoridades y mandos con competencias disciplinarias sobre alumnos que no tengan la condición de Guardia Civil.
1. La competencia para imponer la sanción de baja en Centro Docente de Formación corresponderá al Subsecretario de Defensa, previo informe del Director del Centro. Contra la resolución cabrá interponer recurso de alzada ante el Ministro de Defensa.
2. Corresponderán al General Jefe de Enseñanza de la Guardia Civil, a los Directores de los Centros Docentes de Formación del Instituto, Jefes de Unidad, Centro u Organismo en que los alumnos estén completando su formación y Jefes de Estudios y demás mandos con categoría de
Oficial de dichos Centros Docentes y unidades, la potestad y competencias sancionadoras establecidas en el artículo 30 y en los números 1,2,3 y 4 del artículo 31 de esta Ley.

Artículo 33. Dependencia orgánica.
Se entenderá que están a las órdenes de las autoridades y mandos con potestad para imponer sanciones o para iniciar el oportuno procedimiento, los guardias civiles que ocupen destino o lo desempeñen en comisión de servicio en la correspondiente Unidad, Centro u Organismo.

Articulo 34. Competencias sobre el personal sin destino.
Las faltas disciplinarias cometidas por el personal que no ocupe destino serán sancionadas por el Director Adjunto Operativo o el Oficial General con mando en la demarcación territorial en que el interesado haya fijado su residencia, salvo cuando la competencia corresponda al Ministro de Defensa o al Director General de la Policía y de la Guardia Civil.

Artículo 35. Competencias sobre los vocales del Consejo Asesor de Personal.
Corresponde en exclusiva al Director General de la Policía y de la Guardia Civil la competencia para sancionar, excepto con separación del servicio y con suspensión de empleo por más de un año, las infracciones cometidas por los Guardias Civiles que sean vocales o suplentes del Consejo Asesor de Personal de la Guardia Civil.
Esta competencia disciplinaria se mantendrá durante los dos años siguientes al cese en sus cargos.

Artículo 36. Competencias sobre el personal que preste servicio en el extranjero.
La competencia para conocer las faltas leves y graves cometidas por el personal que preste servicio en el extranjero corresponde, a falta de otros mandos que la tengan por aplicación de las reglas precedentes, al Director Adjunto Operativo. Esta competencia también podrá ser ejercida por el Director General de la Policía y de la Guardia Civil.

Artículo 37. Competencias de los mandos interinos y accidentales.
Los mandos interinos y accidentales tendrán las mismas competencias sancionadoras que los titulares a los que sustituyan.

Artículo 38. Competencias de los Jefes de Unidades o Grupos Temporales.
Tienen potestad para imponer sanciones al personal a sus órdenes los Jefes de Unidades o grupos Temporales de la Guardia Civil, cualquiera que sea la denominación que reciban. El ejercicio de la potestad sancionadora, temporalmente circunscrita a la duración de la misión para la que fueron creadas dichas Unidades o Grupos, dependerá de su entidad y del empleo que tengan sus Jefes conforme a las reglas contenidas en los artículos anteriores.

Dirección Adjunta Operativa

A cargo de un Teniente General de la Guardia Civil en situación de servicio activo, es el principal órgano colaborador del Director General de la Institución en el ejercicio de sus funciones.

Como tal es responsable de:

  • Asumir, con carácter general, cuantos cometidos y actividades le sean expresamente asignados por el Director General, y singuralmente cuanto se refiere a la cooperación internacional en el ámbito competencial del Cuerpo.
  • Dirigir, impulsar y coordinar los servicios de las Unidades de la Guardia Guardia Civil, de acuerdo con las directrices del Director General.
  • Proponer al Director General la organización y distribución territorial de las Unidades de la Guardia Civil.
  • Coadyuvar a la definición de los recursos humanos y materiales necesarios para integrar adecuadamente la planificación y ejecución de la actividad operativa de la Guardia Civil.
  • Sustituir al Director General de la Guardia Civil, con carácter interino o accidental, así como en el ejercicio de la potestad sancionadora que le atribuye la legislación vigente sobre el régimen disciplinario de la Guardia Civil.Contará también con una Unidad de Estudios y Análisis con la misión de proporcionar directamente al titular cuantos informes requiera.

Del Director Adjunto Operativo dependen:

Pulse para ver el Organigrama de la Dirección Adjunta OperativaPulse sobre la imagen para ver el organigrama de la Dirección Adjunta Operativa

El Mando de Operaciones

Tiene nivel orgánico de subdirección general, está al cargo de un Teniente General de la Guardia Civil en situación de servicio activo, y depende directamente de la Dirección Adjunta Operativa de la Guardia Civil, siendo responsable de la conducción operativa de los servicios, de acuerdo con las directrices operacionales y criterios generales en vigor.

Pulse para ver el Organigrama del Mando de OperacionesPulse sobre la imagen para ver el organigrama de la Dirección Adjunta Operativa

Del Mando de Operaciones dependen las siguientes Unidades:

Estado Mayor (EM)

Jefatura de Unidades Especiales y de Reserva (JUER)

Jefatura de Información

Jefatura de Policía Judicial

Jefatura Fiscal y de Fronteras

Jefatura de la Agrupación de Tráfico

Jefatura del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA)

Las Zonas

Las Comandancias de Ceuta y Melilla

También dependerá del Mando de Operaciones el Centro de Coordinación de vigilancia marítima de costas y Fronteras.

>subir

El Estado Mayor (EM)

A cargo de un Oficial General de la Guardia Civil en situación de servicio activo, es el principal órgano auxiliar de mando del Director Adjunto Operativo, responsable de proporcionar los elementos de juicio necesarios para fundamentar sus decisiones, traducirlas en órdenes y velar por su cumplimiento, centrando su actividad sobre la planificación operativa.

Del Jefe del Estado Mayor depende la Sala de Operaciones y Servicios, que tiene como misión la recepción y transmisión de las novedades y órdenes relativas al servicio diario. Cuando las necesidades del mismo así lo aconsejen, se activará como Centro de Crisis, siendo responsable de mantener el enlace con otros centros operativos de los sistemas de gestión y control de crisis.

>subir

La Jefatura de Unidades Especiales y de Reserva (JUER)

Al mando de un Oficial General de la Guardia Civil en situación de servicio activo, le corresponde dirigir, coordinar y controlar las Unidades y Servicios dependientes.

De la Jefatura de Unidades Especiales y de Reserva dependen:

  • Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS):  Principal Unidad de Reserva de la Guardia Civil, especialmente concebida, preparada y organizada para cumplir su misión específica de prevención, mantenimiento y, en su caso, restablecimiento de la seguridad pública. Como Unidad de Reserva posee y puede adquirir diversas capacidades para su empleo temporal en beneficio de la acción de otras unidades, resultando idónea para prestar colaboración en casos de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública, e igualmente para realizar o colaborar en el desarrollo de las misiones internacionales que se le asignen.
  • Unidad de Acción Rural: (UAR) Tiene como misiones específicas desempeñar a través del Grupo de Acción Rápida (GAR), la lucha contra elementos terroristas y la ejecución de operaciones que entrañen gran riesgo y requieran una respuesta rápida, así como, a través del Centro de Adiestramientos Especiales (CAE), la especialización de su personal y la realización de los cursos que se le encomienden.
  • Servicio Aéreo: Tiene como misión específica la organización, coordinación y explotación de los medios aéreos con que cuenta la Guardia Civil, así como prestar asesoramiento técnico al desempeño de las competencias de policía administrativa aeronáutica que tenga asignadas el Cuerpo.
  • Servicio Cinológico y de Remonta: Tiene como misión específica la dirección técnica e inspección de las Unidades dotadas de perros, y de la ejecución de los servicios en que éstos participen; así como la gestión, administración y apoyo al ganado y animales de utilidad para el servicio.
  • Servicio de Desactivación de Explosivos y Defensa Nuclear, Biológica, Radiológica y Química (NBRQ): Tiene como misión la prevención y actuación con carácter general ante incidencias relacionadas con artefactos de naturaleza explosiva, incendiaria, nuclear, radiológica o química. Especialmente en materia de localización, reconocimiento, neutralización o desactivación; así como, para dirigir técnicamente y mantener la operatividad del Sistema de Defensa NRBQ de la Guardia Civil, diseñado para la intervención en situaciones graves de emergencia.
  • Servicio de Montaña (SEMON): Tiene como misión específica desempeñar las funciones propias de la Guardia Civil en las zonas de montaña, o en aquellas otras que, por su dificultad orográfica o climatológica, requieran de una especial preparación física y técnica, así como del empleo de medios técnicos adecuados.
  • Servicio de Protección y Seguridad (SEPROSE): Tiene como misión específica elaborar y velar por el cumplimiento de las directrices técnicas que se dicten en relación con la protección y seguridad de instalaciones, sean propias o que estén bajo su responsabilidad, estratégicas, o que afecten a personalidades relevantes. Así como las competencias que la Ley de Seguridad Privada y normativa de desarrollo atribuyen a la Dirección General de la Guardia Civil, no encomendadas expresamente a otros órganos de la misma, y el enlace y coordinación con el Sector de la Seguridad Privada en el ámbito de competencias de la Guardia Civil.Dependen igualmente orgánicamente de la Jefatura de Unidades Especiales y de reserva
  • La Unidad de Seguridad de la Casa de Su Majestad El Rey.
  • La Unidad de Seguridad de Presidencia del Gobierno y aquellas otras Unidades de Seguridad que por su entidad o responsabilidad así se determine.

>subir

La Jefatura de Información

Al mando de un Oficial General de la Guardia Civil en situación de servicio activo, le corresponde organizar, dirigir y gestionar la obtención, recepción, tratamiento, análisis y difusión de la información de interés para el orden y la seguridad pública en el ámbito de las funciones propias de la Guardia Civil y la utilización operativa de la información, especialmente en materia antiterrorista en el ámbito nacional e internacional.

>subir

La Jefatura de Policía Judicial

Al mando de un Oficial General de la Guardia Civil en situación de servicio activo, a la que corresponde organizar y gestionar la investigación y persecución de los delitos y faltas y desarrollar los servicios de criminalística, identificación, analítica e investigación técnica llevando a cabo las funciones de Policía Judicial específica de la Guardia Civil. Así como la colaboración en dichas materias y en su propio ámbito corporativo, con otros cuerpos policiales nacionales y extranjeros.
De la Jefatura de Policía Judicial dependen:
  • Unidad Central Operativa (UCO): Como Unidad específica de Policía Judicial, tiene como misión investigar y perseguir los asuntos relacionados con la delincuencia organizada, económica, internacional y aquella otra cuyas especiales características así lo aconsejen; así como el establecimiento y mantenimiento del enlace, coordinación y colaboración con otros servicios afines, nacionales e internacionales.
  • Unidad Técnica de Policía Judicial (UTPJ):Tiene como misión el asesoramiento técnico al mando de la Jefatura de la Policía Judicial en sus funciones, y como Unidad específica de Policía Judicial, centralizar la información sobre delincuencia y la de interés tanto para la acción de mando en este ámbito, como para la operatividad de las Unidades de Policía Judicial territoriales, ubicadas a nivel provincial. De igual forma elaborará las normas técnico-operativas de funcionamiento, centralizará la gestión de los sistemas de información de apoyo para las investigaciones o relacionados con la delincuencia, y materializará la cooperación e intercambio de información con otros organismos afines, nacionales y extranjeros. Asimismo, encuadra a efectos administrativos al personal del Cuerpo de la Guardia Civil destinado en Interpol, Europol, Sirene y demás órganos compartidos con policías nacionales y extranjeras.
  • Servicio de Criminalística:Tiene como misiones coadyuvar al esclarecimiento de los hechos penales, mediante la aplicación de técnicas y procedimientos científicos especiales, elaborar los informes periciales y técnicos que demanden los Órganos Judiciales y las Unidades de Investigación. Identificar personas en sucesos con víctimas múltiples, prestar los apoyos técnicos operativos que se le ordenen y la investigación científica en su ámbito.

Dependen técnicamente de la Jefatura de la Policía Judicial, las Unidades Orgánicas de Policía Judicial territoriales, que tienen como misión desarrollar las funciones específicas de Policía Judicial por razón del territorio o especialización técnica. Dicha dependencia será sin perjuicio de la funcional que estas unidades tengan respecto de los órganos jurisdiccionales y el Ministerio Fiscal.

>subir

La Jefatura Fiscal y de Fronteras

Al mando de un Oficial General de la Guardia Civil en situación de servicio activo, le corresponde organizar y gestionar el resguardo fiscal del Estado. Evitar y perseguir el contrabando, el narcotráfico y demás tráficos ilícitos en el ámbito de las funciones encomendadas a la Guardia Civil por la normativa vigente, así como la custodia y vigilancia de las costas, fronteras, puertos, aeropuertos y mar territorial y, en este ámbito, el control de la inmigración irregular.

De la Jefatura Fiscal y de Fronteras dependen:

  • Oficina de Proyectos:Tiene como misión específica la gestión de los proyectos en materia de fronteras con otros organismos, en el ámbito de las funciones desarrolladas por la Jefatura de Fiscal y Fronteras.
  • Servicio Fiscal: Tiene como misión específica el resguardo fiscal del Estado, ejerciendo las funciones y actuaciones tendentes a prevenir y perseguir el contrabando, el narcotráfico, el fraude y demás infracciones, en el marco de las competencias legalmente asignadas a la Guardia Civil. Así como la materialización del enlace, cooperación y colaboración operativa en dichas materias con otros servicios afines, nacionales e internacionales.
  • Servicio Marítimo: Tiene como misión específica ejercer las funciones que le corresponden a la Guardia Civil en las aguas marítimas españolas y las aguas continentales. Incluye también las actividades en el medio subacuático, y en particular la vigilancia marítima, la lucha contra el contrabando y el control de la inmigración irregular en este ámbito.
  • Servicio de Costas y Fronteras: Tiene como misión específica la custodia y vigilancia de los aeropuertos, puertos, costas y fronteras, así como el control de la inmigración irregular en este ámbito.

>subir

La Jefatura de la Agrupación de Tráfico

Al mando de un Oficial General de la Guardia Civil en situación de servicio activo, le corresponde, como unidad especializada en materia de tráfico, seguridad vial y transporte, organizar, dirigir y gestionar todo lo relativo al ejercicio de las funciones encomendadas a la Guardia Civil por la normativa vigente.

>subir

La Jefatura del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA)

Al mando de un Oficial General de la Guardia Civil en situación de servicio activo,  le corresponde organizar y gestionar todo lo relativo con el cumplimiento de las disposiciones relacionadas con la conservación de la naturaleza y medio ambiente, los espacios protegidos, los recursos hidráulicos, la caza y pesca, el patrimonio histórico y la ordenación del territorio.

>subir

Zonas de la Guardia Civil

Bajo la dependencia directa del Mando de Operaciones y sin perjuicio de sus relaciones funcionales con las Subdirecciones Generales de Personal y Apoyo, son las Unidades de mando, coordinación e inspección de todos los Servicio de la Dirección General de la Guardia Civil existentes en el ámbito territorial de las Comunidades Autónomas.

Secretaría de Cooperación Internacional (S.E.C.I.)

Tiene como misión centralizar, coordinar y canalizar todas las peticiones de cooperación internacionales que reciba la Guardia Civil.

Gestionar y coordinar la asistencia de miembros del Cuerpo a los grupos de trabajo europeos e internacionales, y centralizar todas las cuestiones relativas a los agregados y demás personal que preste su servicio en el extranjero.

>subir

Intervención Central de Armas y Explosivos (I.C.A.E.)

Tiene como misión específica planificar, organizar, inspeccionar y controlar las actividades encaminadas al ejercicio de las competencias que la normativa sobre armas y explosivos, artículos pirotécnicos y cartuchería encomienda a la Guardia Civil en todo el territorio nacional. Asimismo, le corresponderá constituir, por lo que respecta a la Guardia Civil, la estructura de apoyo directo a la Comisión Interministerial Permanente de Armas y Explosivos, de acuerdo con la normativa específica al respecto.

Servicio de Asuntos Internos

Tiene como misión investigar las conductas contrarias a la ética profesional del personal destinado en la Dirección General de la Guardia Civil.

Unidad Especial de Intervención (U.E.I.)

Tiene como misión específica la ejecución de operaciones que, por su peligrosidad o especiales características, se le encomienden.

El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ha ordenado esta misma mañana la apertura de una investigación urgente y reservada sobre las presuntas manifestaciones realizadas por un miembro del Cuerpo a través de la red social  twitter por si fueran constitutivos de algún tipo de delito o falta recogido en el Código Penal o en el Régimen Disciplinario de la Guardia Civil.

3 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s