Jesús Figón, comisario de Policía Nacional detenido por el asesinato de su mujer

Julian Flores Garcia
Director de seguridad,Segurpricat Siseguridad

     

La detención del comisario Figón por el asesinato de su mujer conmociona a la Policía


Jesús Figón, comisario de Policía Nacional en Alcalá de Henares, durante la presentación de los nuevos uniformes que lucirán los integrantes de este cuerpo

Un portavoz de la División de Homicidios y Protección a la Persona (DHPP) de Vitoria, la capital regional, señaló a Efe que Figón, de 64 años, “fue liberado al final de la tarde después de confesar la muerte de su esposa brasileña”, de nombre Rosemary Justino Lopes, de 50 años, y por gozar de “inmunidad diplomática”.

No obstante, precisó la fuente, el español quedó “a disposición de las autoridades brasileñas” que esperarán si España asume el caso, como lo puede hacer por los convenios diplomáticos internacionales, o renuncia a ese derecho y deja las investigaciones en manos de la Justicia de Brasil.

Figón y Lopes estaban juntos desde hacía treinta años, cuando se conocieron en España, y tenían una hija en común.

La pareja residía en Brasilia, donde Figón forma parte de la legación diplomática española, pero viajaban constantemente a la veraniega Vitoria, en la región sudeste y donde tenían un apartamento en el que fue cometido el asesinato.

Según informaciones policiales, Figón, quien alegó que cometió el crimen en defensa propia durante una discusión conyugal, se presentó voluntariamente a la comisaría brasileña para asumir la responsabilidad de la muerte de su mujer, que falleció en la residencia por múltiples heridas causadas por arma blanca.

El jefe policial iba a ser relevado de su cargo en la Embajada y, de hecho, ya había sido convocada su plaza la pasada semana, al igual que la de otros responsables de seguridad de delegaciones en otros países.

Antes de su destino en Brasil, el detenido había sido comisario jefe en la ciudad de Alcalá de Henares, localidad próxima a la capital de España.
El consejero de Interior de la Embajada española en Brasil, Jesús Figón Leo, fue detenido ayer por agentes brasileños tras la muerte de su mujer. El comisario de Policía se entregó a las autoridades locales, renunciando inmediatamente a su estatus diplomático, según aseguraron a este periódico fuentes próximas a la investigación., aunque posteriormente fue puesto en libertadad, según informó un portavoz de la División de Homicidios y Protección a la Persona (DHPP) de Vitoria, la capital regional, informa Efe, “fue liberado al final de la tarde después de confesar la muerte de su esposa brasileña”, y por gozar de “inmunidad diplomática”. No obstante, precisó la fuente, el español quedó “a disposición de las autoridades brasileñas” que esperarán si España asume el caso, como lo puede hacer por los convenios diplomáticos internacionales, o renuncia a ese derecho y deja las investigaciones en manos de la Justicia de Brasil.
Jesús Figón llevaba dos años y ocho meses en ese país y desempeñaba la función de consejero de Interior en la Embajada española, aunque en breve iba a dejar su puesto, ya que «el lunes salió convocada su plaza. Iba a ser relevado del cargo», aseguraron a LA RAZÓN fuentes policiales. Al parecer, Figón iba a jubilarse en breve. De hecho, el 23 de enero de 2016 cumple 65 años.
Aunque el comisario Figón tenía fijada su residencia en Brasilia, la capital del país donde se ubica la misión diplomática, la muerte de la que se le acusa se produjo en Vitoria, capital del Estado de Espíritu Santo, donde vivía su mujer, de nacionalidad brasileña.
Figón conoció a su mujer en España y se casó con ella hace pocos años (fue en 2011 y de segundas nupcias) antes de ir a Brasil. Al parecer, la muerte de la esposa del comisario Figón podría haberse producido en el marco de una fuerte discusión. Desde la Policía brasileña no se facilitó información sobre lo sucedido.
Antes de irse a vivir a Brasil, Figón fue comisario jefe en la localidad madrileña de Alcalá de Henares. Además, recibió la Cruz al Mérito Policial con distintivo blanco en 1977, según consta en la Orden de 30 de junio del citado año.
Según los datos facilitados por la Policía Nacional, el comisario Figón Leo no tenía ninguna amonestación en España en todos los años que trabajó.
Desde la Oficina de Información Diplomática (OID) no se quiso realizar ningún tipo de comentario en torno al caso. Una postura similar a la del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, que prefirieron mantenerse ayer a la espera de que la investigación avance y lo único que afirmaron es que «hemos tenido conocimiento de unos hechos muy graves que afectan a un funcionario adscrito a la Embajada de España en Brasil. En estos momentos se está recabando información sobre estos hechos».
En la actualidad, la presencia de policías en Brasil consiste, según informa Efe, en cuatro agentes en la Embajada, tres en Sao Paulo, tres en Salvador de Bahía y un oficial de enlace en Río de Janeiro. Figón era responsable de los contactos entre ambos países para combatir el tráfico de drogas y las redes de inmigración ilegal.

El comisario principal Jesús Figón (1951) iba a jubilarse en enero. Llevaba casi 30 años con la que era su segunda mujer y ya perdió a su primera esposa y a su hija por enfermedades distintas

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha retirado, a petición de las autoridades brasileñas, la inmunidad diplomática al comisario y consejero de Interior de la embajada de España en Brasil, Jesús Figón, tras el asesinato de su esposa, han confirmado este jueves a Efe fuentes oficiales ministeriales.

Brasil solicitó este miércoles por nota verbal el levantamiento de la inmunidad para el comisario, una vez estudiados los hechos y dada su “gravedad”, han indicado las fuentes.

Tras recibir la petición, la embajada de España, de acuerdo con las instrucciones del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, presentó una nota verbal en la que accedía a la solicitud de las autoridades brasileñas y procedía al levantamiento de la inmunidad diplomática al comisario.

García-Margallo anunció que si se demostraba que “ha habido violencia machista” en el asesinato de su esposa por parte del comisario, España renunciaría a la inmunidad.

“Si esa investigación avanza y se demuestra que ha habido un caso de violencia machista, España, desde ese mismo momento, renunciará a la inmunidad diplomática que no puede servir, en ningún caso, comocoartada en hechos tan deleznables como los que se están investigando”, afirmó.

Además, subrayó que la embajada ha comunicado a la Cancillería brasileña, por instrucciones suyas, que España “no solo no pone ningún inconveniente a la investigación en marcha que corresponde de las autoridades brasileñas”, sino que estaba “a su disposición para colaborar en investigar un hecho de la gravedad que se discute”.

La Policía brasileña detuvo el pasado martes al responsable de seguridad de la embajada de España en Brasil acusado de matar a su mujer.

Figón iba a ser ya relevado de su cargo en la embajada y, de hecho, ya había sido convocada su plaza la pasada semana, al igual que la de otros responsables de seguridad de delegaciones en otros países.

Antes de su destino en Brasil, el detenido había sido comisario jefe en la localidad madrileña de Alcalá de Henares y también había estado destinado en la sección de Sistemas Generales.

5 Comentarios

  1. Un portavoz de la División de Homicidios y Protección a la Persona (DHPP) de Vitoria, la capital regional, señaló a Efe que Figón, de 64 años, “fue liberado al final de la tarde después de confesar la muerte de su esposa brasileña”, de nombre Rosemary Justino Lopes, de 50 años, y por gozar de “inmunidad diplomática”.
    No obstante, precisó la fuente, el español quedó “a disposición de las autoridades brasileñas” que esperarán si España asume el caso, como lo puede hacer por los convenios diplomáticos internacionales, o renuncia a ese derecho y deja las investigaciones en manos de la Justicia de Brasil.
    Figón y Lopes estaban juntos desde hacía treinta años, cuando se conocieron en España, y tenían una hija en común.
    La pareja residía en Brasilia, donde Figón forma parte de la legación diplomática española, pero viajaban constantemente a la veraniega Vitoria, en la región sudeste y donde tenían un apartamento en el que fue cometido el asesinato.
    Según informaciones policiales, Figón, quien alegó que cometió el crimen en defensa propia durante una discusión conyugal, se presentó voluntariamente a la comisaría brasileña para asumir la responsabilidad de la muerte de su mujer, que falleció en la residencia por múltiples heridas causadas por arma blanca.
    El jefe policial iba a ser relevado de su cargo en la Embajada y, de hecho, ya había sido convocada su plaza la pasada semana, al igual que la de otros responsables de seguridad de delegaciones en otros países.
    Antes de su destino en Brasil, el detenido había sido comisario jefe en la ciudad de Alcalá de Henares, localidad próxima a la capital de España.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s