En una operación conjunta de la Policía Nacional y las autoridades fiscales y policiales de Suecia y República Checa Desarticulada una red europea que producía pornografía infantil en un estudio de Praga para distribuirla en Internet

 

Julian Flores Garcia
Director de seguridad,Segurpricat Siseguridad

     

En una operación conjunta de la Policía Nacional y las autoridades fiscales y policiales de Suecia y República Checa

Desarticulada una red europea que producía pornografía infantil en un estudio de Praga para distribuirla en Internet

Hay siete detenidos -uno de ellos en España- y, hasta el momento, se ha acreditado la intervención de 40 menores en el material pedófilo que luego vendían por un precio de entre 300 y 400 euros

El papel del arrestado en nuestro país consistía en seleccionar a las víctimas y elegir la ropa que vestirían en las sesiones fotográficas, así como dar instrucciones sobre las conductas sexuales que debían realizar

Otro de los detenidos, fotógrafo de profesión, era el encargado de realizar las sesiones pornográficas en su propio estudio, ubicado en la ciudad de Praga (República Checa)

Utilizaban sofisticados métodos de distribución del material gráfico para evitar ser detectados por la Policía, gracias a los conocimientos informáticos del miembro español de la red

18-abril-2015.- Una operación conjunta de la Policía Nacional y las autoridades fiscales y policiales de Suecia y República Checa, ha permitido desarticular una red europea que producía pornografía infantil en un estudio de Praga (República Checa). Hay siete detenidos -uno en España, otro en Suecia y cinco en República Checa- y, hasta el momento, se ha acreditado la intervención de 40 menores, víctimas de la red. El papel del detenido en nuestro país consistía en seleccionar a las víctimas menores y elegir la ropa que vestirían en las sesiones fotográficas, así como dar instrucciones sobre las conductas sexuales que debían adoptar. Los conocimientos informáticos del miembro español de la red les permitían utilizar sofisticados métodos de distribución del material pedófilo para evitar se detectados por la Policía.

La investigación comenzó cuando se detectó en Estocolmo (Suecia) a un individuo sospechoso de producir y distribuir pornografía infantil. En ese momento se inició una investigación conjunta entre los agentes de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional y las autoridades policiales y fiscales suecas para desmantelar la red criminal.

Durante la primera fase de la operación, los agentes identificaron en nuestro país a un ciudadano español implicado en las actividades delictivas que se investigaban. Al parecer, había realizado varias transacciones económicas con otro miembro de la red, además de consultar páginas públicas de Internet que, bajo la apariencia de agencias de modelos, mostraban a las menores que luego protagonizaban las sesiones de pornografía infantil.

Dirigía las sesiones pornográficas

Los investigadores pudieron constatar cuál era el papel del español dentro de la red. Era el encargado de seleccionar a las víctimas y elegir la ropa que vestirían en las sesiones fotográficas, así como dar instrucciones sobre las poses y conductas sexuales que debían realizar las menores. El material producido se vendía por un precio que oscilaba entre los 300 y 400 euros.

Avanzadas las pesquisas, los agentes identificaron a otro miembro de la red. Se trataba de un ciudadano checo, fotógrafo de profesión, que utilizaba su estudio en Praga (República Checa) para la producción de las imágenes ilícitas que luego exponía en sus propias web.

Equipo conjunto de investigación Eurojust

Una vez constatada la vinculación entre los investigados en España, Suecia y República Checa se creó, en el seno de la agencia Eurojust, un equipo conjunto de investigación para la colaboración de los tres países. De esta forma, se realizaron registros domiciliarios simultáneos en los que se intervino abundante material que acreditaba la consumación de los delitos de prostitución y corrupción de menores.

Se ha acreditado la participación de unas 40 menores, de las que 14 ya han sido identificadas, todas ellas en República Checa. La investigación continúa a través de INTERPOL al objeto de extender las actuaciones a nivel mundial para lograr la identificación y protección del resto de las víctimas.

La red ha sido desarticulada con la detención de todos sus miembros: uno en Madrid, otro arrestado en Suecia y cinco en República Checa. Al detenido en España se le ha incautado un ordenador portátil, cuatro discos duros, dos memorias extraíbles, un teléfono móvil y dos tarjetas miniSD.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s