Hace dos años de la entrada en guerra en Mali por petición de ayuda africana para el despliegue. Blog de Segurpricat Consulting Advisory

Unos grupos armados rivales en el norte de Malí se enfrentaron el sábado en Tabankort, en la región de Gao, donde existe una gran tensión desde hace días, según unos responsables de las partes beligerantes y una fuente de la ONU, sin informar de si hubo muertos o heridos.

Estos enfrentamientos de Tabankort (a más de 190 kilómetros al norte de Gao) implicaron a combatientes de grupos tuaregs y árabes que integran la Coordinación de Movimientos del Azawad (CMA) y a hombres del Grupo de Autodefensa tuareg (GATIA) apoyados por una rama del Movimientó árabe del Azawad (MAA), indicaron a la AFP dirigentes de la CMA y del MAA cercanos a GATIA, así como una fuente militar africana en el seno de la Misión de la ONU en Malí (MINUSMA), con base en el norte.

Los combates comenzaron el sábado por la mañana “y rodeamos Tabankort esta tarde a las 18H00. Ya hicimos prisioneros y continuamos la redada”, declaró Mohamed Usman Ag Mohamedu, miembro de la CPA, en unas declaraciones a la AFP en Uagadugú.

Éste afirmó expresarse desde Kidal, en el extremo noreste de Malí, donde tiene su base la CMA. Esta Coordinación agrupa a la CPA, el Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA), al Alto Consejo para la Unidad del Azawad (HCUA) y a una rama del MAA.

Algunos de estos grupos están implicados en las conversaciones con el gobierno malí lanzadas en julio de 2014 en Argel. El GATIA, creado en agosto de 2014, reivindica una plaza en la mesa de negociaciones. Este grupo y el MAA (pro-GATIA) están representados por algunos observadores como próximos a Bamako.

Por otro lado, el campamento de la misión de la ONU en Malí (MINUSMA), situado en Kidal, en el extremo noreste del país, fue de nuevo el sábado objetivo de un ataque, en el que murió un casco azul chadiano, indicó a la AFP una fuente de la MINUSMA.

“El campo de la MINUSMA fue atacado por terroristas. Lanzaron un camión bomba hacía la entrada del campamento y después lo atacaron. Los soldados de la MINUSMA respondieron, pero lamentablemente, un soldado chadiano murió y otro quedó herido”, explicó esta fuente. Durante el asalto, los atacantes lanzaron más de una decena de obuses.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó este ataque y reafirmó la determinación del organismo, indicó su portavoz en un comunicado. El ataque del sábado y los que lo precedieron “no cambiarán la determinación de Naciones Unidas de apoyar al pueblo malí en su búsqueda de la paz”, reza parte del comunicado. “Este último ataque no hace otra cosa que subrayar la urgencia de alcanzar un arreglo político para poner fin al conflicto y asegurar el reestablecimiento completo de la autoridad del Estado sobre la totalidad del territorio malí”, añade la ONU.

Un habitante de Kidal, situada a unos 1.500 kilómetros de la capital, dijo a la AFP que el sábado por la mañana oyó “disparos hacia el campo de la Minusma, tiros y ‘contra-tiros'”, lo que obligó a los residentes a encerrarse en sus casas.

La MINUSMA, que relevó en julio de 2013 a una fuerza panafricana para contribuir a la estabilización de Malí, ha perdido en los últimos meses varios cascos azules en ataques de yihadistas.

El norte del país estuvo controlado durante cerca de 10 meses entre 2012 y 2013 por diversos grupos ligados a Al Qaeda, aunque fueron expulsados, en gran parte durante la intervención militar internacional lanzada a principios de 2013 a iniciativa de Francia, en la llamada ‘Operación Serval’. Pese a ello, los islamistas siguen activos en algunas zonas. En agosto de 2014, la ‘Operación Serval’ fue reemplazada por la ‘Barkhane’, cuyo radio de acción se extiende al conjunto de la franja sahelo-sahariana.

EUTM Malí

Mandato, despliegue y participación española

La operación lanzada en el marco de la Resolución 2085 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas es parte integral de la aproximación global de la Unión Europea a la situación en Malí y en el Sahel.

La misión EUTM Mali está ayudando a las Fuerzas Armadas de este país a mejorar sus capacidades militares.

Todo ello encaminado a que, bajo el control de las autoridades civiles, puedan recuperar la integridad territorial del país proporcionándoles entrenamiento militar y asesoramiento en las cadenas de mando y control logística y en la gestión de recursos humanos, así como en conocimientos de derecho internacional humanitario.

EUTM Mali no lleva a cabo misiones de combate y debe coordinar sus actividades con otras misiones desplegadas en la zona por las Naciones Unidas y la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (CEDEAO).

El contingente está formado por unos 200 instructores, a los que se suman el personal de apoyo y la fuerza de protección. En total, cerca de 600 efectivos.

El 8 de febrero de 2013 se desplazó a Bamako un destacamento avanzado de reconocimiento, compuesto por 70 efectivos (dos de ellos oficiales españoles), con la misión de realizar las actividades preparatorias para facilitar el despliegue del resto de la misión.

Los responsables de realizar el asesoramiento para mejorar las cadenas de mando y control, logística y la gestión de recursos humanos iniciaron sus tareas durante el mes de marzo de 2013, mientras que el componente de formación militar comenzó sus actividades en el mes de abril del mismo año.

Inicialmente, España proporcionó 24 efectivos, entre los que se encontraba un equipo de adiestramiento de operaciones especiales. Posteriormente, aportó 37 efectivos, entre ellos el segundo jefe de la misión y un equipo de adiestramiento de morteros y apoyos de fuego.

El Congreso de los Diputados, a petición del titular de Defensa, aprobó el 18 de junio de 2013 ampliar la participación española en la misión EUTM Malí con 54 militares, que se unirían al contingente ya desplegado en el país africano, hasta alcanzar en septiembre de 2013 un total de 110 efectivos.

De este modo, el contingente español contaba en septiembre de 2013 con 76 militares dedicados a labores de protección y con 33 para instruir a las Fuerzas Armadas de Malí, además del segundo jefe de la misión.

La autorización inicial tiene un período de vigencia de quince meses, a contar desde el 18 de febrero de 2013, aunque podría ser prorrogado si las circunstancias lo exigieran.

Ante el transcurso satisfactorio de la misión de entrenamiento, en octubre de 2013 se inició la Revisión Estratégica de la Misión por parte de la UE que contemplaba, entre otros, los siguientes ámbitos de actuación:

  • Se extiende la misión EUTM-Mali por otros 24 meses hasta mayo 2016,
  • La instrucción y entrenamiento de cuatro batallones adicionales de las Fuerzas Armadas Malienses.
  • Asimismo, se llevará a cabo la monitorización de los batallones ya adiestrados en sus propias guarniciones,
  • Finalmente, se indica que las actividades de entrenamiento y el asesoramiento de los Centros de mando operativos regionales dentro de la zona de acción de la misión (Sur de Mali).

La misión cuenta con 560 efectivos de 27 países de la UE.

De ellos, 110 son españoles lo que convierte a España en el segundo país contribuyente por detrás de Francia, contando además con la segunda jefatura de la misión.

Los militares españoles cumplen su cometido en el Cuartel General en Bamako, en la Advisory Task Force (ATF) y en el campo de entrenamiento de Koulikoro.

En el marco de las acciones de la UE en la región, el esfuerzo español en Malí probablemente pueda verse reforzado con la participación en la posible misión civil de la CSDP en los sectores de seguridad interior y justicia.

El apoyo e implicación de España en el proceso es un tema de seguridad, vecindad y de solidaridad que necesita de un enfoque global y a largo plazo que garantice la estabilidad y seguridad en la zona. Asimismo, se señala el firme compromiso de España con la misión EUTM Mali, así como el continuo apoyo a todas las iniciativas dirigidas conseguir la pacificación y estabilidad del país.

España reafirma su compromiso con la estabilidad de los países africanos afectados por la amenaza yihaidista con la toma del mando de la misión por el general Alfonso García-Vaquero  que estará al frente de la EUTM Malí, durante nueve meses, desde noviembre de 2014.

Antecedentes

La crisis política, humanitaria y de seguridad que estaba sufriendo Malí, consecuencia de los acontecimientos acaecidos en el norte del país desde principios de 2012 (rebelión tuareg, seguida por un golpe de estado militar y la entrada de terroristas yihadistas), lo convirtieron en centro de inestabilidad y en grave amenaza para toda la región del Sahel y para Europa.

Ante la gravedad de la crisis, el presidente interino de Malí remitió peticiones oficiales de apoyo al secretario general de la ONU, a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) y a la UE, incluyendo en esta última una petición de ayuda para la reestructuración y entrenamiento del Ejército de Malí.

Para dar respuesta a estas peticiones, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas emitió la Resolución 2071 (2012), de 12 de octubre, en la que, además de expresar la gran preocupación por las consecuencias de esta situación de inestabilidad en el Norte de Malí, invitaba a la comunidad internacional a proporcionar asistencia, experiencia, entrenamiento y apoyo al Ejército y Fuerzas de Seguridad de Malí.

También aprobó la Resolución 2085 (2012), de 20 de diciembre, en la que instaba a las autoridades de transición de Malí a la instauración de una hoja de ruta para restablecer el orden constitucional y la unidad nacional, incluyendo negociaciones con todas las partes no terroristas del Norte del país y la realización de elecciones presidenciales y legislativas, así como autorizaba el despliegue de una misión internacional de apoyo a Malí con liderazgo africano (AFISMA).

El Consejo de la UE (Unión Europea), en sus conclusiones del 15 de octubre, requirió el inicio, con carácter de urgencia, de los trabajos de planeamiento para una posible misión militar CSDP (Common Security and Defense Policy), mediante el desarrollo de un concepto de gestión de crisis (CMC) Crisis Management Concept, para la reorganización y entrenamiento de las Fuerzas Armadas de Malí, el cual fue aprobado el 10 de diciembre.

El 24 de diciembre el presidente interino de Malí remitió una carta a la alta representante de la UE dando la bienvenida al despliegue de una misión de entrenamiento de UE en Malí.

El 17 de enero de 2013, el Consejo acordó, mediante consenso, la Decisión 2013/34/CFSP, por la cual se aprobaba la misión de entrenamiento de carácter militar (EUTM Malí), debiendo desarrollarse en el sur del país.

En esta decisión se designaba al General de Brigada francés François Lecointre como jefe de la misma, ejerciendo las funciones de jefe de la operación y jefe de la Fuerza que se despliegue, y establecía el Cuartel General de la misión (MHQ) en Bamako y el campamento de entrenamiento en una localidad al noreste de la misma.

El Comité Político y de Seguridad (PSC) de la UE ejerce el control político y la dirección estratégica de la misión, mientras que el seguimiento de la ejecución militar es realizado por el Comité Militar.

El 18 de febrero de 2013, el Consejo, tras la aprobación del plan de misión y las Reglas de Enfrentamiento (ROE), adopta la Decisión 2013/87/CFSP, para el lanzamiento de la misión por un período inicial de quince (15) meses.

Una nueva Somalia por las tensiones en el norte entre los rigoristas y los locales, han pasado a un segundo plano desde que el conflicto se ha internacionalizado. Ni siquiera es sólo un combate entre Bamako y los islamistas, sino una lucha por abortar el intento de los yihadistas de convertir Mali en una nueva Somalia a las puertas de Europa.

Queda por ver si la intervención internacional resolverá el problema o lo empeorará al salpicar con sus consecuencias a toda la región. Más aún, aunque evite que el terrorismo yihadista establezca una base sólida en Mali, la incógnita es si la intervención militar acabará con las bases de AQMI y sus aliados en el incontrolable territorio del Sahel.

Sin resolver quedarán las desigualdades históricas que han llevado a los tuareg a alzarse contra el poder central de Bamako y las carencias democráticas que han provocado que el poderoso estamento militar maliense se erigiese como ‘hacedor’ de presidentes.

Blog de Segurpricat Consulting Advisory

En este Blog podrá acceder a toda la información sobre personal de seguridad privada, incluyendo la normativa básica reguladora relacionada con los vigilantes de seguridad y sus especialidades, guardas particulares del campo y especialidades, infracciones, sanciones y los distintos procedimientos administrativos sobre seguridad privada.

Buscar

Menú principal


Sin dificultad, las tropas francesas y malienses continúan avanzando hacia el norte del país mientras los islamistas empiezan a abandonar las ciudades más importantes.

Las tropas avanzan hacia el norte de Malí

La ONU pide ayuda urgente para los 400.000 refugiados de la guerra

En juego está no sólo la integridad territorial de la antigua colonia gala, independiente desde 1960 pero con grandes vínculos con París. La batalla más importante que se libra en Mali es la lucha contra el dominio de Al Qaeda  Daesh en el Magreb Islámico en este territorio, en el contexto del combate de las potencias europeas contra esta organización terrorista que opera en el Sahel.

Según señalaba a finales de año la organización International Crisis Group (ICG), Mali es tan inestable que todos los escenarios son posibles, incluyendo un nuevo golpe militar y una situación de violencia social en la capital. Si las autoridades transicionales no logran imponer el orden y reconquistar el norte, el caos permitirá que el extremismo religioso se extienda y que la violencia terrorista sobrepase las fronteras de Mali, afirmaba este think tank con base en Bruselas.

La rebelión de los ‘hombres azules’

Actualmente, Mali se encuentra dividido en dos mitades: El norte, controlado por los grupos islamistas radicales y el resto del país, gobernado por una débil autoridad transicional. Esta realidad comenzó a perfilarse el pasado enero, cuando comenzó una rebelión del pueblo tuareg en contra del poder central.

Los separatistas tuareg, constituidos en el Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA), reclaman un Estado propio, cansados de la marginación sufrida durante décadas. Los tuareg son un pueblo nómada que domina históricamente las rutas del comercio del desierto del Sáhara. Se llaman a sí mismos “los hombres libres” y presumen de no haber estado nunca sometidos a ninguna autoridad ni Estado. El reparto colonial -el trazado de fronteras en África con escuadra y cartabón- dejó a los ‘hombres azules’ divididos por cinco países (Argelia, Libia, Mali, Níger y Burkina Faso).

En Mali –uno de los países más subdesarrollados del mundo-, los tuareg han encabezado cuatro rebeliones desde el siglo XX. La última, la que comenzó en enero.

Soldados de Chad forman ante sus vehículos blindados en Niamey (capital de Níger), a la espera de su traslado a Malí.Sin dificultad, mientras los islamistas empiezan a abandonar las ciudades más importantes. Al tomar la localidad de Hombori, situada 200 kilómetros al oeste de Gao, aún en manos de los fundamentalistas, los militares gubernamentales no encontraron rastro del enemigo, dijeron testigos y fuentes oficiales. La aviación ha golpeado Gao desde que empezó la operación armada y París cuenta con que en la ofensiva de la infantería contra una de las principales ciudades del norte colaboren soldados de Chad y Nigeria. Para entorpecer ese avance desde Níger, grupos de islamistas dinamitaron este viernes un puente en Tassiga.
Tras un año de conflicto y dos semanas de guerra, más de 400.000 personas se han visto forzadas a dejar sus casas y a buscar refugio en otros lugares. ACNUR, la oficina de la ONU encargada de los refugiados, reclamó ayuda urgente y afirmó que hay 240.000 desplazados en el interior (50.000 de ellos en Bamako) y 150.000 en países del Sahel (Níger, Burkina Faso, Mauritania), una de las zonas más pobres del mundo. Los desplazados que cruzan las fronteras denuncian el secuestro de niños para alistarlos en las filas rebeldes y la confiscación de vehículos, lo que obliga a los refugiados a recorrer grandes distancias a pie o en burro.
ACNUR reclamó a los países ricos que asistan a los Estados vecinos de Malí, afectados por la sequía y la hambruna, para que puedan hacer frente a “la llegada continuada de miles de refugiados aterrorizados, traumatizados y desamparados, en su mayoría mujeres y niños”. Según la portavoz de ACNUR Melissa Fleming, la agencia pidió el año pasado 94,9 millones de euros para sus operaciones en Malí, pero solo ha recibido el 60% de esta cantidad.
Fleming afirmó que las personas que huyen del norte ofrecen “relatos preocupantes de atrocidades cometidas por los rebeldes vinculados a Al Qaeda”.  que los rebeldes se apoderaron de las medicinas del hospital y que vio cómo una mujer era ejecutada por no mostrar lo que llevaba en su bolso. Entre las razones que esgrimen los refugiados para huir, en especial los tuaregs y los árabes, está el miedo a “ser confundidos” con los rebeldes, así como la presencia de “bandidos y milicias de otros grupos étnicos”, dijo ACNUR.
Pero las tropas regulares también han perpetrado crímenes. O así lo cree el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que ha enviado una carta a los 15 miembros del Consejo de Seguridad en la que expresa sus dudas sobre el respeto de los derechos humanos en el Ejército maliense.

Petición de ayuda africana para el despliegue

El Consejo de Paz y Seguridad (CPS) de la Unión Africana (UA) ha pedido este viernes en un comunicado que se revise el “concepto operativo” de la Misión Internacional de Apoyo a Malí (MISMA, en sus siglas francesas) para aumentar sus efectivos. El CPS ha dado una semana a los Estados miembros de la UA deseosos de contribuir a la MISMA para que se manifiesten, informa France Presse.
Asimismo, el CPS solicitará al Consejo de Seguridad de la ONU que proporcione ayuda logística “temporal” para acelerar el despliegue de la fuerza africana en Malí, según el citado comunicado. El apoyo logístico necesario se realizaría mediante “una asistencia temporal a cargo del presupuesto de las operaciones de mantenimiento de la paz de Naciones Unidas”, explicó el comisario de Paz y Seguridad de la UA, Ramtane Lamamra.

4 Comentarios

  1. Hace dos años de la entrada en guerra en Mali por petición de ayuda africana para el despliegue.…Petición de ayuda africana para el despliegue

    El Consejo de Paz y Seguridad (CPS) de la Unión Africana (UA) ha pedido este viernes en un comunicado que se revise el “concepto operativo” de la Misión Internacional de Apoyo a Malí (MISMA, en sus siglas francesas) para aumentar sus efectivos. El CPS ha dado una semana a los Estados miembros de la UA deseosos de contribuir a la MISMA para que se manifiesten, informa France Presse.
    Asimismo, el CPS solicitará al Consejo de Seguridad de la ONU que proporcione ayuda logística “temporal” para acelerar el despliegue de la fuerza africana en Malí, según el citado comunicado. El apoyo logístico necesario se realizaría mediante “una asistencia temporal a cargo del presupuesto de las operaciones de mantenimiento de la paz de Naciones Unidas”, explicó el comisario de Paz y Seguridad de la UA, Ramtane Lamamra. http://wp.me/p2n0XE-4dS via @juliansafety

    Me gusta

  2. EUTM Malí

    Mandato, despliegue y participación española

    La operación lanzada en el marco de la Resolución 2085 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas es parte integral de la aproximación global de la Unión Europea a la situación en Malí y en el Sahel.

    La misión EUTM Mali está ayudando a las Fuerzas Armadas de este país a mejorar sus capacidades militares.

    Todo ello encaminado a que, bajo el control de las autoridades civiles, puedan recuperar la integridad territorial del país proporcionándoles entrenamiento militar y asesoramiento en las cadenas de mando y control logística y en la gestión de recursos humanos, así como en conocimientos de derecho internacional humanitario.

    EUTM Mali no lleva a cabo misiones de combate y debe coordinar sus actividades con otras misiones desplegadas en la zona por las Naciones Unidas y la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (CEDEAO).

    El contingente está formado por unos 200 instructores, a los que se suman el personal de apoyo y la fuerza de protección. En total, cerca de 600 efectivos.

    El 8 de febrero de 2013 se desplazó a Bamako un destacamento avanzado de reconocimiento, compuesto por 70 efectivos (dos de ellos oficiales españoles), con la misión de realizar las actividades preparatorias para facilitar el despliegue del resto de la misión.

    Los responsables de realizar el asesoramiento para mejorar las cadenas de mando y control, logística y la gestión de recursos humanos iniciaron sus tareas durante el mes de marzo de 2013, mientras que el componente de formación militar comenzó sus actividades en el mes de abril del mismo año.

    Inicialmente, España proporcionó 24 efectivos, entre los que se encontraba un equipo de adiestramiento de operaciones especiales. Posteriormente, aportó 37 efectivos, entre ellos el segundo jefe de la misión y un equipo de adiestramiento de morteros y apoyos de fuego.

    El Congreso de los Diputados, a petición del titular de Defensa, aprobó el 18 de junio de 2013 ampliar la participación española en la misión EUTM Malí con 54 militares, que se unirían al contingente ya desplegado en el país africano, hasta alcanzar en septiembre de 2013 un total de 110 efectivos.

    De este modo, el contingente español contaba en septiembre de 2013 con 76 militares dedicados a labores de protección y con 33 para instruir a las Fuerzas Armadas de Malí, además del segundo jefe de la misión.

    La autorización inicial tiene un período de vigencia de quince meses, a contar desde el 18 de febrero de 2013, aunque podría ser prorrogado si las circunstancias lo exigieran.

    Ante el transcurso satisfactorio de la misión de entrenamiento, en octubre de 2013 se inició la Revisión Estratégica de la Misión por parte de la UE que contemplaba, entre otros, los siguientes ámbitos de actuación:

    Se extiende la misión EUTM-Mali por otros 24 meses hasta mayo 2016,
    La instrucción y entrenamiento de cuatro batallones adicionales de las Fuerzas Armadas Malienses.
    Asimismo, se llevará a cabo la monitorización de los batallones ya adiestrados en sus propias guarniciones,
    Finalmente, se indica que las actividades de entrenamiento y el asesoramiento de los Centros de mando operativos regionales dentro de la zona de acción de la misión (Sur de Mali).

    La misión cuenta con 560 efectivos de 27 países de la UE.

    De ellos, 110 son españoles lo que convierte a España en el segundo país contribuyente por detrás de Francia, contando además con la segunda jefatura de la misión.

    Los militares españoles cumplen su cometido en el Cuartel General en Bamako, en la Advisory Task Force (ATF) y en el campo de entrenamiento de Koulikoro.

    En el marco de las acciones de la UE en la región, el esfuerzo español en Malí probablemente pueda verse reforzado con la participación en la posible misión civil de la CSDP en los sectores de seguridad interior y justicia.

    El apoyo e implicación de España en el proceso es un tema de seguridad, vecindad y de solidaridad que necesita de un enfoque global y a largo plazo que garantice la estabilidad y seguridad en la zona. Asimismo, se señala el firme compromiso de España con la misión EUTM Mali, así como el continuo apoyo a todas las iniciativas dirigidas conseguir la pacificación y estabilidad del país.

    España reafirma su compromiso con la estabilidad de los países africanos afectados por la amenaza yihaidista con la toma del mando de la misión por el general Alfonso García-Vaquero que estará al frente de la EUTM Malí, durante nueve meses, desde noviembre de 2014.

    Antecedentes

    La crisis política, humanitaria y de seguridad que estaba sufriendo Malí, consecuencia de los acontecimientos acaecidos en el norte del país desde principios de 2012 (rebelión tuareg, seguida por un golpe de estado militar y la entrada de terroristas yihadistas), lo convirtieron en centro de inestabilidad y en grave amenaza para toda la región del Sahel y para Europa.

    Ante la gravedad de la crisis, el presidente interino de Malí remitió peticiones oficiales de apoyo al secretario general de la ONU, a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) y a la UE, incluyendo en esta última una petición de ayuda para la reestructuración y entrenamiento del Ejército de Malí.

    Para dar respuesta a estas peticiones, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas emitió la Resolución 2071 (2012), de 12 de octubre, en la que, además de expresar la gran preocupación por las consecuencias de esta situación de inestabilidad en el Norte de Malí, invitaba a la comunidad internacional a proporcionar asistencia, experiencia, entrenamiento y apoyo al Ejército y Fuerzas de Seguridad de Malí.

    También aprobó la Resolución 2085 (2012), de 20 de diciembre, en la que instaba a las autoridades de transición de Malí a la instauración de una hoja de ruta para restablecer el orden constitucional y la unidad nacional, incluyendo negociaciones con todas las partes no terroristas del Norte del país y la realización de elecciones presidenciales y legislativas, así como autorizaba el despliegue de una misión internacional de apoyo a Malí con liderazgo africano (AFISMA).

    El Consejo de la UE (Unión Europea), en sus conclusiones del 15 de octubre, requirió el inicio, con carácter de urgencia, de los trabajos de planeamiento para una posible misión militar CSDP (Common Security and Defense Policy), mediante el desarrollo de un concepto de gestión de crisis (CMC) Crisis Management Concept, para la reorganización y entrenamiento de las Fuerzas Armadas de Malí, el cual fue aprobado el 10 de diciembre.

    El 24 de diciembre el presidente interino de Malí remitió una carta a la alta representante de la UE dando la bienvenida al despliegue de una misión de entrenamiento de UE en Malí.

    El 17 de enero de 2013, el Consejo acordó, mediante consenso, la Decisión 2013/34/CFSP, por la cual se aprobaba la misión de entrenamiento de carácter militar (EUTM Malí), debiendo desarrollarse en el sur del país.

    En esta decisión se designaba al General de Brigada francés François Lecointre como jefe de la misma, ejerciendo las funciones de jefe de la operación y jefe de la Fuerza que se despliegue, y establecía el Cuartel General de la misión (MHQ) en Bamako y el campamento de entrenamiento en una localidad al noreste de la misma.

    El Comité Político y de Seguridad (PSC) de la UE ejerce el control político y la dirección estratégica de la misión, mientras que el seguimiento de la ejecución militar es realizado por el Comité Militar.

    El 18 de febrero de 2013, el Consejo, tras la aprobación del plan de misión y las Reglas de Enfrentamiento (ROE), adopta la Decisión 2013/87/CFSP, para el lanzamiento de la misión por un período inicial de quince (15) meses.

    Me gusta

  3. Hace dos años de la entrada en guerra en Mali EUTM Mandato, despliegue y participación militar española ACNUR reclamó a los países ricos que asistan a los Estados vecinos de Malí, afectados por la sequía y la hambruna, para que puedan hacer frente a “la llegada continuada de miles de refugiados aterrorizados, traumatizados y desamparados, en su mayoría mujeres y niños”. Según la portavoz de ACNUR Melissa Fleming, la agencia pidió el año pasado 94,9 millones de euros para sus operaciones en Malí, pero solo ha recibido el 60% de esta cantidad.
    Fleming afirmó que las personas que huyen del norte ofrecen “relatos preocupantes de atrocidades cometidas por los rebeldes vinculados a Al Qaeda”. que los rebeldes se apoderaron de las medicinas del hospital y que vio cómo una mujer era ejecutada por no mostrar lo que llevaba en su bolso. Entre las razones que esgrimen los refugiados para huir, en especial los tuaregs y los árabes, está el miedo a “ser confundidos” con los rebeldes, así como la presencia de “bandidos y milicias de otros grupos étnicos”, dijo ACNUR. http://wp.me/p2n0XE-4dS @juliansafety

    Me gusta

  4. Unos grupos armados rivales en el norte de Malí se enfrentaron el sábado en Tabankort, en la región de Gao, donde existe una gran tensión desde hace días, según unos responsables de las partes beligerantes y una fuente de la ONU, sin informar de si hubo muertos o heridos.

    Estos enfrentamientos de Tabankort (a más de 190 kilómetros al norte de Gao) implicaron a combatientes de grupos tuaregs y árabes que integran la Coordinación de Movimientos del Azawad (CMA) y a hombres del Grupo de Autodefensa tuareg (GATIA) apoyados por una rama del Movimientó árabe del Azawad (MAA), indicaron a la AFP dirigentes de la CMA y del MAA cercanos a GATIA, así como una fuente militar africana en el seno de la Misión de la ONU en Malí (MINUSMA), con base en el norte.

    Los combates comenzaron el sábado por la mañana “y rodeamos Tabankort esta tarde a las 18H00. Ya hicimos prisioneros y continuamos la redada”, declaró Mohamed Usman Ag Mohamedu, miembro de la CPA, en unas declaraciones a la AFP en Uagadugú.

    Éste afirmó expresarse desde Kidal, en el extremo noreste de Malí, donde tiene su base la CMA. Esta Coordinación agrupa a la CPA, el Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA), al Alto Consejo para la Unidad del Azawad (HCUA) y a una rama del MAA.

    Algunos de estos grupos están implicados en las conversaciones con el gobierno malí lanzadas en julio de 2014 en Argel. El GATIA, creado en agosto de 2014, reivindica una plaza en la mesa de negociaciones. Este grupo y el MAA (pro-GATIA) están representados por algunos observadores como próximos a Bamako.

    Por otro lado, el campamento de la misión de la ONU en Malí (MINUSMA), situado en Kidal, en el extremo noreste del país, fue de nuevo el sábado objetivo de un ataque, en el que murió un casco azul chadiano, indicó a la AFP una fuente de la MINUSMA.

    “El campo de la MINUSMA fue atacado por terroristas. Lanzaron un camión bomba hacía la entrada del campamento y después lo atacaron. Los soldados de la MINUSMA respondieron, pero lamentablemente, un soldado chadiano murió y otro quedó herido”, explicó esta fuente. Durante el asalto, los atacantes lanzaron más de una decena de obuses.

    El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó este ataque y reafirmó la determinación del organismo, indicó su portavoz en un comunicado. El ataque del sábado y los que lo precedieron “no cambiarán la determinación de Naciones Unidas de apoyar al pueblo malí en su búsqueda de la paz”, reza parte del comunicado. “Este último ataque no hace otra cosa que subrayar la urgencia de alcanzar un arreglo político para poner fin al conflicto y asegurar el reestablecimiento completo de la autoridad del Estado sobre la totalidad del territorio malí”, añade la ONU.

    Un habitante de Kidal, situada a unos 1.500 kilómetros de la capital, dijo a la AFP que el sábado por la mañana oyó “disparos hacia el campo de la Minusma, tiros y ‘contra-tiros'”, lo que obligó a los residentes a encerrarse en sus casas.

    La MINUSMA, que relevó en julio de 2013 a una fuerza panafricana para contribuir a la estabilización de Malí, ha perdido en los últimos meses varios cascos azules en ataques de yihadistas.

    El norte del país estuvo controlado durante cerca de 10 meses entre 2012 y 2013 por diversos grupos ligados a Al Qaeda, aunque fueron expulsados, en gran parte durante la intervención militar internacional lanzada a principios de 2013 a iniciativa de Francia, en la llamada ‘Operación Serval’. Pese a ello, los islamistas siguen activos en algunas zonas. En agosto de 2014, la ‘Operación Serval’ fue reemplazada por la ‘Barkhane’, cuyo radio de acción se extiende al conjunto de la franja sahelo-sahariana.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s